Agricultura valenciana: más huertos urbanos y abandono sobre todo de los cítricos

Comentarios · 193 Puntos de vista

La asociación de agricultores AVA-ASAJA habla de "récord histórico" y cifra en 3,9% el aumento de terrenos abandonados con 171.386 hectáreas, el equivalente a una de cada tres hectáreas echadas a perder en 2022

AVA-ASAJA habla de crisis de rentabilidad de los productores valencianos y avisa que tiene traslación en el aumento de tierras agrarias que se han ido abandonando en el último año.

Un estudio de la Asociación Valenciana de Agricultores (AVA-ASAJA), elaborado a partir de la encuesta Esyrce del Ministerio de Agricultura, constata que, en 2022, la superficie agrícola de la Comunidad Valenciana dejada de cultivar aumentó en 6.437 hectáreas, lo que supone un incremento interanual del 3,9%. Avisan que con este recuento se "pulveriza su récord histórico", con un total de 171.386 hectáreas abandonadas.

La Comunidad Valenciana sería, según AVA-ASAJA, el "farolillo rojo" de Europa en tierras agrarias abandonadas

En el análisis que presenta AVA-ASAJA, todos los principales cultivos valencianos experimentaron un importante retroceso de su superficie, con los cítricos a la cabeza. Perdieron 6.151 hectáreas, lo que implica un 4,1% menos en comparación con 2021, al pasar de 149.648 a 143.497 hectáreas en regadío.

El viñedo se redujo un 2,9%, con 1.953 hectáreas baldías más, en similares términos que el olivar, que bajó un 2% con 1.968 hectáreas. Otras producciones con tendencia negativa fueron las hortalizas y flores (-9,6%), el caqui (-2,1%) o las frutas de hueso (-0,8%). 

Por el contrario, crecieron su superficie cultivada el kiwi (+12%) y el aguacate (+0,07%) con una presencia aún minoritaria y la asociación destaca el incremento de los huertos familiares, dedicados principalmente al autoconsumo, que aumentan un 16,4% en el último año y ya superan las 12.062 hectáreas.

Tras el análisis de los cultivos, AVA-ASAJA pide una hoja de ruta urgente, consensuada entre todos los partidos políticos y el sector con el objetivo de garantizar una estabilidad económica a la actividad agraria que permita reactivar el relevo generacional y recuperar campos baldíos.

“La clase política ya no puede esperar más para reaccionar de manera urgente y eficaz. Somos líderes en tierras dejadas de cultivar, en envejecimiento de población agraria y en falta de incorporación de jóvenes", señaló ayer Cristóbal Aguado, presidente de la entidad agraria. 

Recoge AVA-ASAJA que en el conjunto de España, el número de tierras que se dejaron de cultivar se incrementó un 2% respecto al año anterior por lo que concluyen que una de cada tres hectáreas que se abandonaron en 2022 pertenecen a la Comunitat Valenciana. Es por ello que apuntan a su posición como "farolillo rojo, a nivel nacional y muy posiblemente de Europa en superficie agraria sin cultivar". Otras comunidades autónomas con mayor extensión agraria recuperaron terreno cultivable: Castilla-La Mancha un 1,53% (159.446 hectáreas baldías), Castilla y León un 1,33% (123.442 hectáreas) o Andalucía, un 1,05% (127.497 hectáreas). 

 

Paisaje de la agricultura valenciana: más huertos urbanos y abandono sobre todo de los cítricos (lavanguardia.com) 

 

 

Comentarios